Cómo tratar la traqueitis bacteriana en adultos

¿Cómo tratar la traqueitis bacteriana en adultos?

Cuando hablamos de traqueitis nos referimos a una inflamación benigna de la mucosa de la tráquea, el conducto de tránsito de aire a las vías respiratorias hasta los pulmones. Esta patología puede ser bacteriana y desaparecer en unos días con un tratamiento y cuidados adecuados, o puede tornarse crónica y requerir de un seguimiento a largo plazo. ¡Aprendé cómo tratarla!

Como mencionamos, hay dos tipos principales de traqueitis. El primer caso, suele ser de origen bacterial y el proceso de sanación del paciente suele ser de dos a tres semanas. Este tipo de traqueitis se la conoce como bacteriana o pasajera.

Esta forma de la enfermedad es común que se desencadene junto a patologías como la faringitis, laringitis o bronquitis. Por este motivo, es importante consultar a un especialista para obtener un diagnóstico general del cuadro y recibir tratamiento acorde a la situación.

Por otra parte, la traqueitis crónica, que se prolonga en el tiempo, sí se presenta como una enfermedad separada. En estos casos, la inflamación puede perdurar por largos periodos de tiempo y precisa de tratamientos más complejos, normalmente de más de tres meses, para una correcta curación.

¿Cuáles son los síntomas de la traqueítis?

Los pacientes que tengan sospecha de padecer una traqueitis bacteriana deben prestar atención a los siguientes síntomas:

  • Sensación de irritación en la base del cuello que provoca tos seca y espasmódica, principalmente por las noche por los cambios de posición.
  • Contracción repetida del tórax y dolor torácico.
  • Fiebre o un aumento de temperatura ligero.
  • Voz ronca.
  • Dolores de cabeza.
  • Fatiga y/o alta de energía.

Por otra parte, en la forma crónica de la traqueitis a los síntomas se agregan:

  • Trastornos del sueño
  • Convulsiones durante la risa o al hablar en voz alta o ante llanto
  • Temperatura repentina
  • Debilidad constante

¿Cuáles son las causas de la traqueitis?

Lo más común es un origen viral, sin embargo, existen condiciones ambientales que favorecen el desarrollo de la enfermedad como:

  • Uso de medicamentos que suprimen el sistema inmunológico
  • Padecimiento de alergias y exposición prolongada a comunes alérgenos como pelos de animales, químicos, ácaros.
  • Exposición a ambientes con sobrecarga de dióxido de carbono
  • Cuerpos extraños en el tracto respiratorio
  • Enfermedades cardíacas y renal
  • Consumo frecuente de comida picante
  • Tabaquismo y alcoholismo

¿Cuál es el tratamiento ideal?

La traqueitis bacteriana o pasajera tiende a curarse naturalmente y el tratamiento prescripto por el profesional tenderá a aliviar los síntomas mientras que el cuerpo realiza su trabajo de sanación. Es IMPORTANTE que el paciente no se tiente a utilizar remedios caseros sin consultar con un profesional.

Por otro lado, la traqueitis puede puede desencadenar o esconder otras enfermedades y un mal tratamiento puede desencadenar en patologías más graves. El médico determinará el tratamiento después de la correcta examinación del paciente.

Las prescripciones del especialista para aliviar los síntomas en una traqueitis bacteriana puede incluir:

  • Jarabe para la tos y los dolores torácicos
  • Beber líquidos en abundancia a fin de evitar cuadros de deshidratación
  • Consumo de bebidas calientes con miel, tomillo, limón o bebidas fortificadas
  • Humidificar y ventilar la habitación
  • Realizar reposo o disminuir el esfuerzo físico habitual
  • Elevar las almohadas para facilitar el sueño
  • Uso de antifebriles como paracetamol, aspirinas, etc.
  • Nebulizaciones
  • Otros fármacos según la gravedad como antibacterianos, antivirales o fármacos expectorantes.

Por último, si la traqueítis es crónica, es necesario encontrar la causa para poder tratarla. El principal peligro radica en el hecho de que el proceso inflamatorio no permanece dentro de la membrana mucosa de la traquea y se extiende a lo largo de la vía respiratoria. Por este motivo, ante el primer síntoma no dude en consultar con un profesional.

Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Buscar

+